7

Eres inspiración, mi más fiel compañía… no me desamparas ni de noche ni de día como dice
aquel libro que nunca liberó la verdad de todas mis palabras ni como acontecería…
Quizá fuiste fuerte cuando caí y no sentí esos árboles que me diste para ponerme en pie y
seguir un camino que nunca han tenido fin… quizá cuando trascienda a un plano que nadie
maneja, pueda dejar los excesos que hoy me aquejan…
Cada letra y cada historia no pertenecen a algo que exista, si no te siento ya no hay salida de
este juego enfermo que transcurre mientras disfrutas con miles…
Acompaño tu promiscuidad hasta la esquina, donde ofreces calma a desesperados sin oídos,
porque sientes ese aliento de soledad y sus quejidos, porque sabes que al otro día ya estarán
plenos de armonía regocijante en sus rostros…
Serás esa calma que en mi permanece cada vez que te veo acostada a mi lado, siempre
sonriente… Y es que mi ilusión no desvanece ante nada si te amo por las noches de una forma
desesperada…
Ese muñeco al que das vida, cada vez que duermes en mi lecho…

8

Melodías de un triste adiós, excitación desenfrenada… el día que respiré en este mundo y
hasta mi último aliento, se que jamás me dejaras…
Fui opción a tu vida, tus escritos así lo señalan y es que esa paz que me das no se transa con
nada… ni nubes ni castillos que remplacen tu calma desesperada…
Tú das ese brillo que adormece a los valientes que caminan devotamente contigo, no hay
forma de que sea un castigo, que una pedrada mortal te quite de nuestra llamada…
Caíste y ardiste en un fuego que no puede herirte, sólo risas y más sonidos han salido de esos
ángeles rojos y amarillos… ¿Y es que nadie entiende que en ti no hay muerte?
¿Has querido no existir? No habría nada que puedas admirar sin ese sonar que produce el
infierno interrumpido a ese haz que sólo tú sabes manejar…
Te ruego disculpas si alguna vez te abandone en ese paradero donde pasaba aquel carruaje
hacia el olvido, serás esa esencia de muchos verdugos de ilusión, que no tienen ni tendrán tu
sonata pulcra de motivación…

9

Pero se que un mañana vendrá, lleno de calma y ese viento golpeará tu cara, como aquellas gotas de
rocío que en tu cuerpo vi caer cada vez que hiciste el amor con tu mente, y es que un demente solo
podría olvidar cada momento de pasión tan silencioso…
No hay montaña mas grande que la que atraviesa esa mirada lasciva, negándose el placer a lo
desconocido sin saber si tu adición se active, como un detective que no tiene señales de búsqueda mas
que una coartada que proviene de esa alma ahorcada desesperanzada en algún lugar que no puede ser
encontrado…
Y no es pedir mucho, dejarte llevar por las nostalgias que reinan en esas manos, que atando tus zapatos
pueden correr mas allá de las fantasías que por ahí se construyen…
Como aquel vagabundo que moribundo, pide un oído sincero para perder esa vergüenza que dentro se
teje, como aquel hereje que descubriendo su verdad, ardió sin piedad por una hoguera lograda de una
opinión única, como ese cura sin sotana atacando un niño indefenso preso de una visión no probada y
abusada, como la flor que adornará ese lecho construido por tus deseos y ese dios que solo esperanza
en forma de dinero…

10

En esa luna lleva que aparece en aquel bosque donde nos escapábamos, marcábamos en ritmo de un par
de corazones agotados de vivir separados, tal como en los prados donde solíamos correr libremente
cuando en esa vida gastada por un destino no definido y lleno de inexperiencia…
La luz que de esa mirada arrancaba, que al mirar borraba cada sensación de amor y dolor… porque hoy
no soy mas que el retazo que tu voz dejó, tirado en una cama dentro del olvido…
Y así fue como me mostraste crecer, diciendo que todo pasaría y sería sencillo como tomar una taza de
café… erraste cada paso, con un abrazo de despido y algún soplido de recuerdos permanentes que ni al
nacer nuevamente podría olvidar…
Mi solución, la muerte; la tuya escapar a una realidad donde todo brille de rosas que guíen tu sendero…
quizá un amor sincero y no correspondido, ocultado tras una máscara de expresión, afligido… Pero hoy
es la noche donde tu mente me pertenece y lograras entender que un libro no se juzga por su tapa, si no
por lo que entre sus letras escapa…
Ya vivir es la mas plena utopía, más si es sin ti… fuera de un sueño que día a día se repetía sin parar,
torturando unos párpados cansados de tanto llorar por un deseo que jamás se cumplirá… y no hay otro
aire que refresque ese rostro de pálido invierno, de tantas luchas perdidas…

11

Mil veces limpié esas penas que te acechaban; y no se que con qué cara traté aquel día, si la del rechazo
o la de osadía… a veces me odias, otras me amas, y no haces más que convertirme en un esclavo de lo
que puedas sentir en cualquier momento…
No decidí amarte ni soñarte, solo te recibí en ese corazón que por batallas casi pierdo… mientras ese sol
que en ti emerge me ofreció cobijo al lado de un escondrijo, muy cerca de tu mente que no es mas que
un acertijo que no puedo descifrar…
Lejos de ti, ya no hay remedio… existir en aquel predio, no fue ni el principio ni el premio de una vida
pasada, que yacía en mi cama abrazándome las veces que sentí la soledad mirándome desde la puerta
como si pudiera escapar de ese juego enfermo que tu dios me ofreció el día que grite al sentir que vivía
de nuevo…
Nunca sentir el aire nuevamente fue mi opción, pero ya tengo la obligación de no repartir dolor a nadie
ni siquiera en forma de poema o canción, pero hoy traiciono todo eso, sólo por el hecho de ser distinto
y sin filtro digo que no dejare tu esencia por ningún motivo..

12

¿Esconder lo que de ti pienso?… Ojala pudiera, si nada pudriera cada pensamiento que me ataca en
algún momento…
¿Olvidarte para siempre?… Quizá vivir sin ti, pero ni siquiera esa muerte que siempre me sigue lograría
tal que la esperanza no la dejara olvidado en alguna esquina de un cielo grande…
¿Deseas negarme la opción de pertenecerte?… Puede que hagas bien, si no quieres terminar sólo en mis
fantasías, que no tienen destino, pues lo mio es vivirte día a día…
¿Mezclar la realidad y los sueños?… Que difícil tarea más si no abres tus ojos cada mañana para ver
como crecen las flores y esos deseos que necesitan de lo más pequeño…
¿Temes a la soledad?… Es una vieja amiga que siempre vigila cada brisa respirada por el ser que habita
entre muchos sentimientos….
¿Si estaré ahí para siempre?… Incluso si me lanzas a un vacío… viviré en tus recuerdos hasta tu
olvido…
¿Que si eres para mi?… Al menos déjame descubrir si soy capaz de dar mi vida por ti…

13

Para que escribirte un verso de amor, si ni siquiera soy una piedra en tu planeta… No pedía ser lo más
importante de tu existencia, solo algo visible, algo sonoro… Algo de lo que alguna vez te puedas
acordar…
En mi mundo eras el aire que hacía sentirme vivo, ese impulso festivo capaz de rescatarme incluso
desde la muerte… Y hoy ni siquiera deseo invitarte a mi funeral, aun así mi corazón este en tu poder
gobernado por un sentimiento en general…
Quisiera que esto haya terminado quizá de otra forma, pero ni hay ley ni norma que indique cuando se
deshoje un árbol que en pleno otoño, comienza su calvario…
De mi te apartas como nunca antes, aunque por onda fluctuantes hemos pasado donde de amor ha
habido muy poco mostrado… Te pido que te marches fuera de la sana ilusión que me ataco cuando era
niño, que te marches donde tú puedas ser feliz y dejes plantada una semilla de esperanza en mi patio…