14

¿Cuándo fue la última vez que te acostaste con mis sueños? , aprovechando que su dueño caía
tras un romance llevado en soledad y la mirada perdida en algún café de costumbre… Ni alma
ni nombre, de este hombre que a sus sueños renuncia quizá tarde, cuando esto ya debía haber
sucedido, en un lugar perdido que por sus vicios ha perdido incluso alguna dignidad prestada…
¿Sabes cuál es el costo de la libertad absoluta? Una soledad en cantidad que siento que de mi
no se apartará jamás, y es que ya no quiero nada más… necesito un norte, un destino, que por
desatino no logré seguir cuando lo sorprendí tocando mi puerta como si no hubiera mundo…
Hoy me siento cansado, realizado y apresado por algo que no puedo distinguir, ni siquiera huir
como podría ser la solución más a mano… Ayer no quería pensar más, pero de resultados… ni
hablar… hoy sigo trastornado por los recuerdos que me agobian sin parar, por sueños
frustrados de esperanzas envasadas en las estanterías de algún lejano hogar que pude
construir para ti…
Mis parpados ya no me acompañan, sólo lágrimas me apañan en este viaje… en el que
definitivamente te deje…

Anuncios

Acerca de humanopensante
Un humano pensante mas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: