Kaizen… Kaikaku… que podría utilizar?

Hay dos formas conocidas para incorporar métodos ágiles en las organizaciones. Kaikaku (también conocido como “cambio radical”) es un método de fuerza bruta para empular todos los cambios que se quiren. Básicamente se tiran las formas viejas y se presenta todo el conjunto de nuevas prácticas.

Kaizen (conocido como “mejora continua”) es un enfoque más suave, progresivo. Se cambia algo aquí, algo allá. Podemos pensarlo como ir agregando una práctica nueva por vez.

Kaizen

Kaizen signifca “mejora continua”. Es una palabra japonesa, de Lean, y por lo tanto hoy está de moda. Pero la mejora continua es parte central de Ágil desde su concepción. Es el principio 12 del manifiesto (“a intervalos regulares, el equipo reflexiona sobre cómo ser más efectivo, y luego realiza los ajustes correspondientes en su comportamiento”).

Un equipo Ágil debería mirar continuamente a lo que está haciendo para mejorar. Los métodos ágiles apoyan esta idea al exponer los problemas. Diana Larsen lo describe así: “Es como conducir con el parabrisas sucio. Todo va bien hasta que nos encontramos con el sol de frente. Y ahí no vemos nada. Nos decimos, ‘¿de dónde salió toda esa suciedad?’. Pero siempre estuvo ahí – el sol no creó la suciedad, tan sólo la hizo visible”.

Entonces, los equipos ágiles deben estar continuamente en inspección y adaptación, y Ágil les brinda las herramientas para hacerlo. Y… hay cosas que al principio no será visibles para el equipo.

¿Kaizen ayudará a estos equipos? Eventualmente. ¿Esto significa que debemos dejarlos solos – esperar a que choquen, y luego cruzar los dedos para que aprendan de sus errores? Recordemos que esto es lo que vemos en la práctica: equipos que empiezan bien, y luego sufren. Es dinero facil para los consultores, pero yo prefiero que las personas no se metan en problemas desde el principio.

Kaikaku

Kaikaku también es un concepto japonés, aunque no tan conocido como Kaizen (denle tiempo). Significa “transformación”. Es un cambio rápido – incorporar enfoques completamente nuevos.

Para ser justos, Kaikaku es una forma de Kaizen. Kaizen no necesariamente significa “cambio gradual”, aunque este sea su uso popular.

En el uso habitual, Kaikaku es lo contrario a Kaizen. Es un cambio rápido: contratar a un coach para liderar al equipo; leer un libro e implementar las ideas allí escritas; tomar un taller sobre valor en el flujo y hacer cambios importantes.

Donde las cosas salen mal

Y aquí llegamos a donde muchas adopciones ágiles terminan saliendo mal (no todas, pero si muchas).

Las adopciones ágiles fallan de dos maneras:

  1. Primero, los equipos aplican Kaizen con las restricciones de sus hábitos y patrones ya establecidos. Realizan cambios menores, pero no llevan adelante las ideas transformadoras.
  2. Segundo, los equipos subestiman el costo humano del cambio. Cuando realizan los cambios importantes, lo hacen de forma gradual y eventualmente se agotan.

Opiniones?

Salu2!

Anuncios

La falta de Liderazgo es un impedimento para la innovación…

El único Liderazgo que impulsa la innovación es el capaz de conseguir que los empleados se sientan responsables de pensar y añadir valor.

Un líder que frena la creatividad podría conseguir resultados en el corto plazo, pero sería nefasto para el futuro desarrollo de la organización.

Según Leadmans, consultora especializada en la Gestión del Liderazgo a los más altos niveles directivos y en todo tipo de organizaciones, destaca la falta de Liderazgo como uno de los principales escollos para la innovación en las empresas españolas.

“La innovación está de moda. Basta analizar la amplia campaña mediática o conversar con profesionales de diversos ámbitos para darse cuenta, sin embargo, que para la mayoría de las personas hoy innovación es sinónimo de Tecnología y de inversiones en Investigación y Desarrollo”, explica Roberto Haig, consultor de Leadmans.”

Los directivos, como impulsores del cambio

El único Liderazgo capaz de impulsar la innovación, en opinión de la consultora, es aquél capaz de conseguir que los empleados se sientan responsables de pensar y añadir valor. Los máximos directivos de la empresa, de este modo, necesitan dotar a sus equipos de la proactividad necesaria y crear en ellos la inquietud por buscar la forma de hacer las cosas mejor. El liderazgo adecuado para crear una empresa innovadora debe ser capaz, además, de garantizar los medios para que el resultado de este trabajo sea introducido en el mercado, repercutiéndose en beneficios para la organización.

Opiniones?